Saltar al contenido

CAMELLOS» Los grandes sobrevivientes del desierto

CAMELLOS

Los camellos son los animales salvajes más conocidos que viven en el desierto y son un símbolo de este desapacible ámbito. Además son populares por sus dos jorobas. Están tan familiarizados a los climas secos que tienen la posibilidad de aguantar una deshidratación de hasta un 40%. Y tienen la posibilidad de subsistir a lo largo de semanas sin beber ni comer. Una capacidad increíble frente a un humano que consigue el 12% de deshidratación lleva a la desaparición.

Características principales de los camellos

Algo característico de los camellos es su enorme tamaño y sus jorobas en el lomo (dos en camellos y una en dromedarios). La altura de un camello puede ser de 1,85 m. cuando medimos a los hombros; y 2,15 m. si se tienen presente las jorobas.

  • Colores

El color de los camellos varía en tonos de marrones y beige, acercándose a un color crema. Tiene orejas pequeñas frente a su cabeza, pero esto no quita que tenga un colosal sentido del escuchado. Debido a que viven en climas áridos, en donde hay gigantes opciones de tormentas de arena, los oídos están recubiertos por una cantidad colosal de pelos; esto les brinda custodia.

  • Pestañas

De todas formas sus ojos están cubiertos por dos filas de pestañas; lo que asegura a los mismos de la arena, evadiendo que esta se les introduzca.

  • Patas

Otra propiedad de los camellos son sus patas planas, cada una con dos dedos. Estas patas son muy funcionales en zonas arenosas, dado que se expanden al pisar la planta de la pata, evadiendo por eso el camello se hunda. Además, tienen una gruesa cubierta de cuero en sus piernas que las asegura del profundo calor del suelo seco.

Información relevante acerca de los camellos

Las jorobas de los camellos se usa para conseguir energía cuando no se han alimentado por un extenso tiempo. Esto se origina por que estas jorobas, además llamadas gibas, tienen dentro de sí grasa y nutrientes. Popularmente se suponía que en ellas almacenaban agua, pero no es de esta forma.

En los camellos la temperatura corporal puede excederse más de lo común sin que transpiren o suden. Esto provoca que pierdan muy poca agua, lo que retarda la deshidratación. Ningún otro animal tiene esta propiedad, es algo peculiar de los camellos.

Un camello sediento cuando tiene ingreso al agua puede tomar unos 190 litros en un día. Esta proporción de líquido puede matar a algún otro animal, de esta forma sea de más grande tamaño que él. No obstante, el metabolismo del camello está pensado para guardar el agua en su sistema circulatorio.

El camello es un animal muy pasivo y relajado, se le ve en su mirada. No obstante, en el momento de defenderse usa sus largas patas para golpear; además de que escupe saliva, la cual produce ardor si cae en partes sensibles, como los ojos.

¿Cuál es el hogar de los Camellos?

Estos animales están muy bien diseñados para su crudo y sin corazón hábitat: el desierto. Forman parte de los animales salvajes del desierto, correspondientes a las áreas deshabitadas y áridas de Asia y África, en especial en el desierto del Sahara. Todas las propiedades que comentamos les aceptan vivir sin inconveniente en estos lugares; los cuales tienen la posibilidad de llegar a temperaturas extremas de bastante más de 50° en el día y a lo largo de la noche temperaturas bajo cero. Además es complicado poder ingresar al agua; y la vegetación además es muy escasa.

Además, más allá de que se les conoce por ser un medio de transporte para la gente de esas zonas, el camello es un animal salvaje que vive en total independencia, y todavía no se consigue domesticar del todo para convivir con el hombre. Su accionar puede resultar belicoso, y por su enorme tamaño y fuerza podría representar un riesgo para el hombre. Además, está habituados a vivir libre.

¿De qué se alimentan?

Son animales herbívoros. Gracias a que están en un hábitat de poca vegetación, se ajustan realmente bien a eso que tienen a su alcance. Comen todas las plantas y vegetación que tienen alrededor, introduciendo hasta algunos cactus y ramas secas.

Estos animales salvajes son conocidos por ser el medio de transporte de quienes se desplazan por el desierto. Por eso cuando viven con humanos, son alimentados con trigo, avena, frutas y hierbas, algo que les gusta mucho.

Reproducción

Los camellos, al ser mamíferos, se reproducen de forma vivípara. Acostumbran tener una cría por parto, y cada dos años, por lo cual la multitud y reproducción de los camellos tiende a ser algo baja.

La gestación tiene una duración de 13 meses. A las pocas horas de nacida la cría puede ponerse parado y andar, y su madre la alimenta a través de sus glándulas mamarias; además, va a estar cerca de su madre hasta que sea adulta, ósea a los 5 años.

Sus depredadores

En algunos países el depredador natural del camello es el lobo, más que nada porque caza a las crías. Por otro lado, la más grande amenaza de este animal es el hombre, por el movimiento de sus hábitats; debido a que varios pastores los ahuyentan de los sitios preferidos para vivir, para que sus propios animales estén ahí. Además de que se les caza deportivamente.

Más Animales Salvajes Del Desierto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *