Saltar al contenido

ANIMALES SALVAJES DEL DESIERTO

ANIMALES SALVAJES DEL DESIERTO

Los animales salvajes del desierto son claros ejemplos de supervivencia y amol dación. Están dotados de características y capacidades que les van a ayudar en las condiciones extremas de este hábitat.

Populares como animales salvajes por su accionar instintivo, viven en completa independencia y no fueron domesticados, ósea, no tienen la posibilidad de convivir con los humanos. En la mayoría de los casos, para su custodia son animales agresivos y peligrosos para los humanos. Por esto, son especies que conviven libremente.

Ejemplos de animales salvajes del desierto

¿Qué distingue a los animales salvajes del desierto?

Sus propiedades les aceptan ajustarse realmente bien a las condiciones extremas de temperatura. Algunos tienen un pelaje blanquecino, el cual los contribuye a reflejar los rayos solares, lo que provoca que no les afecten tanto.

  • Pelo protector del clima

Otros en los ojos y oídos están cubiertos de pelo y pestañas. Esto es muy servible, debido a que las tormentas de arena siempre suceden en el desierto. Entonces esto da custodia para estas partes tan sensibles. Además absorben el calor cuando las temperaturas bajan a lo largo de la noche.

Algunos de estos animales se caracterizan por sus patas planas, perfectas para caminar. Tienen tremenda agilidad y agilidad en zonas arenosas. Con esta forma, se expanden y evitan que se hunda.

  • Termorregulación

La enorme y más destacada cualidad de los animales del desierto es su capacidad termorreguladora; ósea, para regular su temperatura corporal para evadir un sobrecalentamiento elevado y la falta de líquidos en el organismo. Además, tienen la posibilidad de tener agua en su circulación o ingestión a lo largo de varios días. Y otros tienen la posibilidad de reciclar su orina por medio de sus riñones.

Los animales del desierto además tienen colores de piel o pelaje que se tienen la posibilidad de camuflar realmente bien. Así sea cuando hablamos de cazar o cuando se oculta de los depredadores.

Cómo es su hábitat

El desierto es un hábitat muy sencilla de identificar; podemos ver a simple vista los pisos áridos y arenosos, además de las temperaturas altas y pocas precipitaciones. Se puede palpar la carencia de vegetación, en donde solo algunas plantas sobreviven. En este asunto los animales comprender acoplarse a la precariedad de comestibles y al clima tan caluroso.

En los desiertos, de noche las temperaturas son totalmente opuestas. La noche se vuelve muy fría. Algo característico es la arena que circunda parte considerable del suelo, es un suelo seco y muy absorbente; por lo cual la poca agua que caiga será consumida de forma momentánea.

Más allá de ser un espacio aparentemente desapacible y carente de vida, este hábitat alberga una cantidad colosal de biodiversidad, que con el tiempo fue adaptándose a las condiciones de vida.

Cuál es su alimentación

Hay diferentes tipos de nutrición entre los animales que habitan los desiertos:

  • Carnívoros, esos que solo comen carne así sea de animales que cazan, o los carroñeros, animales que encuentran muertos y en descomposición.
  • Herbívoros, se alimentan de plantas, vegetales, semillas y hasta el polen.
  • Omnívoros, esos que tienen una dieta equilibrada entre carne y comestibles de origen vegetal.

Algo atrayente de la forma de alimentarse de los herbívoros, es que de ahí varios consiguen la hidratación que requieren para subsistir a falta de agua.

Consumen hojas, plantas, frutos y cactus, los cuales conservan el agua que cae de las escasas lluvias. Y estos animales al vivir en un clima tan radical y pasar días sin evaluar una gota, con este procedimiento tienen la posibilidad de hidratarse.

Formas de reproducción

La extensa variedad de vida trae consigo diferentes maneras de reproducción y datos curiosos. Se tienen la posibilidad de ver animales vivíparos y además ovíparos. Algunos hacen una secuencia de cortejos muy interesantes, con apariencia de danzas. Otros se reproducen de manera asexual, sin que haya una fecundación como comúnmente la conocemos. En varias manadas únicamente una pareja de individuos puede aparearse y reproducirse.