Saltar al contenido

OSO DE ANTEOJOS

OSO DE ANTEOJOS

Los osos son animales salvajes cuya apariencia puede ser muy adorable. Una característica muy excepcional del oso de anteojos es que su cabeza es muy grande en comparación con el volumen del resto del cuerpo. Y, desde luego, son los puntos particulares cerca de los ojos los que le dan su extraño nombre.

Características del Oso de Anteojos

Uno de los datos más visibles que hacen que este animal que habita en la jungla se destaque son las manchas blancas o amarillentas cerca de los ojos. De hecho, hay algunos osos de anteojos que tienen estas manchas tanto en el cuello como en el pecho. Además, la forma de estas manchas varía bastante según el individuo, del mismo modo que el color de su pelaje. Acostumbran tener una cubierta gruesa de pelo negro, pero en ocasiones puede ser de color marrón o rojizo.

Estos osos tienen la posibilidad de medir hasta seis pies en relación con su tamaño; Pero es más habitual hallar ejemplares cuya altura no pase los 1,50 metros. En relación con peso, los hombres tienen la posibilidad de pesar hasta 140 kg.

Estos osos tienen garras muy afiladas que están diseñadas para trepar a los árboles. Y además más simple de atrapar a sus presas.

Un dato interesante

Estos animales salvajes son plantígrados; Esto quiere decir que tienen pies planos que les permiten mantener una posición erguida para ver alrededor, trepar árboles o rocas. Dado que logren ponerse parado, paralelamente, les facilita exhibir una más grande masa corporal, lo que puede intimidar de forma sencilla a sus contrincantes en algunos combates.

Hábitat del Oso de Anteojos

Algo que los hace destacar es que son la única especie de osos de anteojos que vive en América del Sur. Inclusive se conoce que distintas poblaciones de osos viven en Venezuela, Colombia, Ecuador y Bolivia.

Esta especie de oso de anteojos tiene una capacidad para ajustarse a varios ambientes, como superficies boscosas, matorrales desérticos, serranías y selvas, que son su lugar de vida preferido, dado que aparte del clima tienen abundante vegetación para alimentarse, esconderse o crear sus madrigueras húmedas y poco o sin contacto humano.

Les agrada buscar árboles para hacer una especie de interfaz para reposar y guardar sus alimentos.

El oso de anteojos, en cambio, es un animal salvaje de la mejor manera, dado que se ha adaptado para vivir en libertad, en un hábitat donde puede cazar y usar sus instintos para subsistir. Sus peligrosos colmillos y garras, además de su tamaño, lo convierten en un animal que es imposible mantener ni domesticar como mascota.

Forma de alimentarse del oso de Anteojos

El oso de anteojos es omnívoro, lo que supone que come tanto carne como vegetación. Aunque la mayoría de su dieta radica en verduras, frutas, bayas, raíces, hojas, corteza y también caña de azúcar, se demostró que estos osos además consumen alimentos de procedencia animal, aunque en menor medida. Tales como: insectos, huevos, peces, pequeños reptiles y roedores.

Algo muy particular

Este oso se conoce como uno de los pocos úrsidos que consume primordialmente alimentos de origen vegetal. Además, por lo general desciende a superficies desérticas y bosques secos para buscar otros alimentos.

Reproducción del oso de Anteojos

Desde los 4 años, el oso de anteojos está en estado reproductivo. El emparejamiento tiene lugar luego del acto de cortejo; En este desarrollo, los dos se combaten y juegan hasta que la hembra está preparada para la cópula. Hace esto mientras la hembra está experimentando su período menstrual, que dura precisamente 5 días. El contacto entre hembras y machos es de origen sexual.

La gestación y crías

Se requieren de 6 a 8 meses para que las crías se formen totalmente en el útero. Después dan a luz. Esto revela que son animales vivíparos. A lo largo del lapso de gestación, las hembras se ocupan de crear el sitio donde van a dar a luz. Los cachorros de oso de anteojos acostumbran nacer en febrero.

En la mayoría de los casos, las camadas constan de 2 cachorros, cada uno con un peso aproximado de 300 a 500 gramos. Ya que es una clase de mamífero, hay un lapso de lactancia que dura los primeros 4 meses de vida. Pasado este tiempo, cuando el cachorro empieza a comer fruta y carne, la hembra además sigue a su cría en todo momento para cuidarlo del peligro.

Depredadores del Osos de Anteojos

Oportunamente para esta especie, sus enormes dimensiones significan que no tienen que preocuparse por los depredadores en la edad adulta. Los crías jóvenes son los más atacables porque no tienen la posibilidad de defenderse. Por otro lado, el oso de anteojos fue víctima de una caza artificial ilegal que no puede justificarse.

Curiosidades sobre el Oso de Anteojos

  • En la mayoría de los casos, son muy tímidos y evitan todo el tiempo jugar con las personas.
  • Además, estos animales son muy oportunistas, dado que les agrada dormir bajo un árbol que otorga frutos para una nutrición simple y ligera.
  • Cabe señalar que, a diferencia de sus parientes más cercanos como los osos polares, pardos y negros, estos osos no acostumbran hibernar.

Más Animales Salvajes De La Selva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *