Saltar al contenido

LEOPARDO

LEOPARDO

El leopardo forma parte a la familia de los grandes felinos o felinos, estos mamíferos carnívoros. La primordial característica de este felino salvaje es su pelaje; este es amarillento con rosetas oscuras; Se los conoce como rosetas porque se asemejan a la forma de una rosa.

Estas manchas son de color negro y corren cerca de una mancha marrón más grande.

Características especiales del Leopardo

Son animales salvajes de la selva por lo cual tienen que adaptarse y buscar su propia comida. Para llevar a cabo esto, utilizan sus patas traseras, que tienen 4 dedos, en tanto que las delanteras tienen 5. Todos tienen garras retráctiles que son el arma más importante letal del leopardo. Son tan fuertes que puede trepar a los árboles con ellos, lo que posibilita la caza.

Su tamaño puede oscilar entre 90 y 160 cm, siendo los machos un 30% más importantes que las hembras. Esto sin contar su cola, que puede lograr una longitud de 110 cm. Con respecto al peso, los machos tienen la posibilidad de pesar 90 libras en tanto que las hembras pesan cerca de 60 libras.

El leopardo tiene la propiedad de que, a diferencia de otros felinos, se adapta realmente bien a su entorno; Todo lo que requiere es un espacio con mucha vegetación, y árboles.

Hábitat del leopardo

Son animales salvajes que no fueron domesticados por los humanos, por lo cual tienen que adaptarse a diferentes lugares donde habitan y entre ellos está la selva. Les agrada este ámbito porque están rodeados de varios árboles a los que tienen la posibilidad de trepar, comer animales y arribar para reposar. Además de la vasta vegetación que atrae a sus presas.

Además se tienen la posibilidad de ver muy frecuentemente en sabanas africanas, pastizales, superficies pedregosas y montañas. Si hay agua, comida, refugio y un sector extensa, se adaptará.

Alimentación del leopardo

Los leopardos entran dentro de la categorización de animales carnívoros, por lo cual su dieta se basa íntegramente en la carne. Les agradan los antílopes, las cebras, los ñus y las gacelas. Y cuando estos animales están en la selva, se alimentan de ciervos, cerdos, jabalíes, chimpancés y gorilas. Además tienen la posibilidad de comer pequeños reptiles e insectos.

Forma de reproducción del Leopardo

El desarrollo de cortejo empieza cuando la hembra está en celo a lo largo de precisamente 7 días y tiene la posibilidad de tener lugar en cualquier temporada del año. Ella va a hacer movimientos con su cola y atraerá a su pareja, y empezará el apareamiento.

El leopardo se reproduce en mamíferos. La gestación puede ser de entre 90 y 105 días y nacen entre 1 y 6 cachorros. Además, el porcentaje de mortalidad de los cachorros es, tristemente, muy alto: 50%. Y eso hay que primordialmente a que la hembra deja a sus crías en paz durante ciclos de hasta 36 horas mientras caza.

Los cachorros nacen desarrollados, pero solo pesan 1 kilo. Mantienen los ojos cerrados a lo largo de 7 días; Pero con la precaución de la madre, las crías ya tienen la posibilidad de trepar a los árboles luego de 6 semanas.

Depredadores del Leopardo

En las sabanas africanas, los depredadores potenciales del leopardo son las hienas y los leones; No solo cazan a leopardos adultos, sino además a sus crías. Como es habitual con varios animales, los humanos son el depredador más importante del leopardo gracias a su impresionante pelaje.

Lamentablemente, este Felino está en riesgo de extinción.

Curiosidades sobre el Leopardo

Más allá de que se encuentra dentro de los integrantes más pequeños de la familia de los enormes felinos, el leopardo es el más poderoso por su tamaño. Prueba de esto es que este animal puede trepar a un árbol, cuya presa pesa hasta tres ocasiones su peso. Algo que ningún otro enorme felino puede llevar a cabo, incluidos los leones poderosos. Todo por medio de sus afiladas y resistentes garras y su musculoso lomo.

El leopardo solía considerarse un híbrido entre un león y una pantera. De hecho, el nombre procede de la conjunción de dos expresiones griegas que son “león” y “pardos” (que significa ‘pantera macho’) en castellano.

Una chiquita población de estos felinos tiene una condición genética llamada melanismo, lo que supone que nacen con un tono de piel muy oscuro. En esta situación, estos leopardos se conocen como las Panteras Negras. Esto además puede suceder con los jaguares.

¿Cómo diferenciar al Leopardo del Jaguar?

Estos dos felinos salvajes tienen un parecido increíble y los dos forman parte al género Panthera. Pero hay diferencias. Entre otras cosas, el jaguar tiene una fachada más rugosa y sus patas son más cortas que las del leopardo. Su cola además es más corta. El jaguar, paralelamente, tiene un mordisco muchísimo más fuerte que el leopardo.

El leopardo es más liviano que el jaguar y esto se refleja en su masa corporal, puesto que el jaguar es más robusto y corpulento, en tanto que el leopardo tiene una figura más delgada. Al final, la piel del leopardo tiene rosetas oscuras más pequeñas que la del jaguar.

Más Animales Salvajes De La Selva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *