Saltar al contenido

CHIMPANCÉ, La especie más parecida al ser humano

CHIMPANCÉ

El chimpancé es un animal salvaje que forma parte a la especie más cercana al ser humano por medio de algunos puntos del ADN que distribuyen (un 94% de similitud), lo cual se puede observar de manera física. Son muy sociables unos con otros y muy protectores con sus crías.

Solo hay dos especies: el chimpancé Bonobo y el chimpancé común; los dos forman parte al género Pan, en el cual además se tiene dentro a los orangutanes, gorilas y a los humanos.

Características importantes del Chimpancé

En relación con su morfología, los chimpancés en la mayor parte de las situaciones tienen un pelaje de color negro o marrón oscuro. Una propiedad resaltante de estos animales salvajes es que no tienen pelo en la cara, planta de los pies ni las manos. De hecho se han avistado algunos chimpancés sin pelo en contadas oportunidades, pero no es lo recurrente.

En relación con su peso y tamaño, los chimpancés superiores acostumbran medir 1,70 metros y tienen un peso aproximado de 85 kilos. La hembra tiene características semejantes al macho, pero tiene un peso de 70 kilos y tienen la oportunidad de llegar a medir 1,50 metros.

Tienen brazos muy largos en relación con el volumen de su cuerpo; lo cual les posibilita apoyarse de los nudillos de las manos para poder andar y correr a una más importante agilidad. El tener brazos largos además les brinda virtud al momento de balancearse en las ramas de los árboles, lo cual es llamado braquiación.

Otra propiedad destacable de los chimpancés es que su dedo pulgar de la mano y el dedo gordo del pie son oponibles, por lo cual tienen un mejor agarre de los objetos; esta está dentro de las características que los asemejan a los humanos.

Hábitat del Chimpancé

Esta especie es un animal salvaje de la selva, más que nada las que tienen densa vegetación y con un clima cálido, pero húmedo y lluvioso. Les gusta muy este tema, ya que tienen a su disposición una cantidad gigantesco de árboles para protegerse, moverse, y alimentarse. Y aunque algunos chimpancés fueron domesticados por el hombre, se les considera animales salvajes porque su condición natural es estar libres; además se llenan de instinto y tienen la posibilidad de ser muy agresivos.

Además tienen la posibilidad de ajustarse a vivir en ambientes muy diferentes. Tienen la posibilidad de habitar en bosques húmedos, montañas, llanuras y zonas secas que estén dentro de la sabana, como es la situación de áfrica central y occidental.

Alimentación omnívora de los chimpancé

En relación con sus hábitos alimenticios, los chimpancés son animales omnívoros; ósea, que tienen la oportunidad de comer tanto plantas como carne; de hecho, los chimpancés tienen la oportunidad de constituir grupos de caza organizados, para perseguir y emboscar a su presa. Por otro lado, se conoce que estos se inclinan por la dieta vegetariana.

Se alimentan de hojas, ramas, raíces, frutas y tubérculos; y en numerosas oportunidades tienen la posibilidad de comer insectos y animales chicos. Además, tienden a comer tierra para encontrar hierro cuando lo requieren.

Dato curioso

Para conseguir agua los simios emplean sus manos con apariencia de cuenco para tomar de ríos, lagunas o embalses de agua naturales. Complementariamente se ha documentado que los chimpancés utilizan enormes hojas dobladas como un vaso para beber agua de lluvia; esto es prueba de su enorme sabiduría.

¿Cómo se reproducen los chimpancé?

En numerosas poblaciones de chimpancés hay un macho dominante, que es el único que puede aparearse con las otras hembras. Los machos tienen la oportunidad de confrontar para ver quién es el jefe del grupo.

Simultáneamente, el apareamiento puede darse en algún momento del año. Pero en la mayor parte de las situaciones pasa durante la temporada de lluvias, ya que en ese momento los chimpancés acostumbran tener más importante proporción de alimento disponible; la fecundación es de manera sexual y se reproducen de forma vivípara, ya que las crías se forman y nacen del útero de la madre.

Gestación y crías

La hembra tiene un transcurso de celo que dura 35 días, y a lo largo de este tiempo el macho se va a sentir atraído por las feromonas de ella. De hecho estas feromonas hacen que las hembras tengan la idea de buscar a los machos para comenzar el apareamiento.

El lapso de gestación tiene una duración de 200 a 260 días aproximadamente; y las camadas en la mayoría de los casos son de solamente una cría, la cual pesa menos de un kilo. Pero en varias oportunidades tienen la posibilidad de nacer dos. Las hembras alimentan a sus crías con sus glándulas mamarias.

¿Tienen depredadores los chimpancés?

Estos animales representan una fuente de proteína considerables, por lo cual tienen que tener precaución con los leopardos, cocodrilos y serpientes. Por otro lado, son los humanos quienes intimidan dificultosamente la existencia de esta especie gracias a la costumbre de la caza indiscriminada.

Información relevante acerca del Chimpancé

Las hembras de esta especie no acostumbran aparearse con mucha continuidad después de tener una cría; ya que se conoce que solo dan a luz una vez cada cinco años.

Además, el chimpancé es un animal muy capaz que tiene la aptitud de arreglar problemas de lógica, muestra emociones y tiene muy buena memoria. De hecho algunos estudiosos han logrado enseñar a algunos chimpancés a pintar y a estudiar un lenguaje de signos para poder estar comunicado con los humanos.

Los chimpancés tienen la aptitud de usar utilidades como rocas y palos para encontrar comida; algo que se pensaba que solo el hombre tiene la posibilidad de hacer.

Más Animales Salvajes De La Selva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *